La física cuántica se ha popularizado enormemente en los últimos tiempos ya que parece  avalar a la perfección el discurso sobre la espiritualidad que tanto interés está despertando en la actualidad.

Todos hemos escuchado términos como que somos energía, mundos paralelos, creación de la realidad, conciencia cuántica, etc… pero  la realidad de las facturas, peleas crónicas, trabajos basura, enfermedades, políticos corruptos, alquileres, averías de coche, ufffff!!! no parece encajar con el mundo de los quantum y  los pensamientos creativos.

Aún así las personas queremos creer que hay una manera de salir de esa cotidianidad ordinaria aplastante, aburrida y desalentadora.

Pues si hay una manera de salir y la única es poniendo orden al caos que está inundando las mentes y los corazones de todos aquellos que intentamos ver más allá del basurero energético en el que se haya una parte del mundo actual.

Este artículo trata de eso. Poner orden al desorden. No se trata de casarse con ninguna corriente científica ni filosófica. Entre los grandes eruditos cada uno defiende a capa y espada su pequeña parcela de verdad y en esa pequeña guerra van difundiendo la ceguera que no nos permite ver el mapa general.

Ciencia de la Conciencia

La física cuántica es la ciencia  que está estudiando con más rigurosidad la conciencia y los estados elevados y alterados de conciencia. De alguna manera están consiguiendo demostrar lo que hace siglos era indemostrable y se dejaba a los postulados de la fe y la espiritualidad.

Esta especie de boda que está empezando a suceder entre la ciencia y la espiritualidad se debe precisamente al hecho de que la física cuántica es la especialidad científica que estudia lo invisible.

Pero aunque muchas personas tienen nociones de lo que supuestamente es la física cuántica la mayoría no pueden definir el campo de investigación de esta especialidad científica.

En una entrevista preguntaron al famoso científico Stuart Hameroff. MD,  especializado en biología y física cuántica, y uno de los precursores de la conciencia cuántica,  de qué se trataba exactamente la física cuántica éste respondió lo siguiente:

“Cuántica quiere decir, literalmente, la unidad de energía más pequeña, como un fotón- una unidad de luz indivisible. La conducta a nivel cuántico es algo más bizarro; es tan bizarro que es como otro mundo. De hecho la realidad parece estar dividida en dos mundos diferentes- el mundo clásico y el mundo cuántico. El mundo clásico es el mundo de todos los días, el mundo familiar en el cual las leyes de movimiento de Newton, el electromagnetismo y otra física básica describe muy bien casi todo. Si usted lanza una pelota, su trayectoria, velocidad, ubicación, puede predecirse, pero si vamos a escalas más pequeñas – átomos y otras más pequeñas para poder argumentar- entramos a un mundo en el cual aplican leyes físicas completamente diferentes y las predicciones son mucho más difíciles. Por ejemplo las partículas pueden estar en dos lugares o estados al mismo tiempo. Pueden no sólo estar aquí o allá, sino que pueden estar aquí y allá simultáneamente. Eso es lo que quiere decir superposición; las cosas pueden estar en lugares múltiples o actuar como ondas, difundidas como probabilidades más que ser partículas definidas con ubicaciones o trayectorias. Y algunos físicos cuánticos dicen que hasta que un sistema cuántico es conscientemente observado o medido permanece en superposición de múltiples posibilidades, múltiples estados coexistentes. Y que una vez medido, la onda probabilidad cuántica colapsa o se reduce instantáneamente a un estado”.

Esta visión de la realidad dividida en dos mundos está dando lugar a un nuevo movimiento llamado conciencia cuántica. Cuyo tercer congreso internacional se celebró en Madrid la pasada primavera.

 

¿Para que sirve la conciencia cuántica?

Hace algunos años cuando le preguntaron a el ex-jugador de la NBA Michael Jordan como lo hacía para seguir manteniendo el récord de canastas, él afirmó que cuando estaba en sus mejores momentos lograba ver a todos los jugadores como si se movieran en cámara lenta.

Este tipo de visión ha sido comparada con la de algunos monjes budistas, que también afirmaban ver las personas a cámara lenta, y que el Dalai lama envió para que escanearan sus cerebros. Los estudios realizados afirmaban que los monjes entraban en un tipo de actividad cerebral llamada Gama, con unas 80 pulsaciones por segundo. Normalmente la actividad normal de una persona esta en beta con unas 30-40 pulsaciones por segundo.

La conciencia cuántica nos sirve para comprender que hay determinadas visiones que podemos alcanzar gracias a las potencialidades que se hayan inscritas en la configuración de nuestro cerebro, cuerpo, células, neuronas microtúbulos, etc… y que esas visiones empiezan por nuestras creencias y pensamientos.

Eso es lo que afirma  Bruce H. Lipton, biólogo de reconocida fama internacional por su descubrimiento sobre las células madre. El científico que estuvo en el 3º congreso internacional de Conciencia Cuántica afirma que podemos cambiar nuestra biología si cambiamos nuestros pensamientos y creencias.

A lo mejor en estos momentos puede que te preguntes si esto significa que tu puedes ser como Michael Jordan.

La verdad es que no. Tu no vas a ser como Michael jordan o como cualquier otra persona a la que tu admires. Pero en cierto sentido eso te libera porque si lo piensas detenidamente y meditativamente tu quieres ser Tu. Lo único que tienes que hacer es descubrir la verdad sobre ti y sobre lo que realmente puedes llegar a ser.

 

La verdad te hará libre 

Puede a estas alturas ya hayas leído suficiente literatura espiritual que te habla de lo fantástico que eres y el ser divino que hay dentro de ti. Puede que digas que si, que lo crees profundamente pero que las facturas no paran de acumularse, los conflictos personales con tu pareja no disminuyen, que ese viaje que deseas hacer con toda tu alma no se materializa y que estás a años luz de lograr la casa de tus sueños, por poner algunos ejemplos.

A lo mejor ya sabes  que las antiguas creencias y patrones mentales que se hayan en tu subconsciente están jugando en tu contra a la hora de dejarte ser el regalo y el potencial que se haya en tu interior. El biólogo Bruce H. Lipton afirma que “emociones ancestrales y experiencias de vida tienen un efecto perdurable en las generaciones posteriores. El comienzo de una enfermedad es provocado por experiencias no resueltas o por el uso biológico de la “memoria transgeneracional” de un antepasado”.

Si, este panorama puede llegar a ser un poco arrastrante en principio ¿esto significa que si tu bisabuelo fue un sinvergüenza  despilfarrador tu te halles inevitablemente bajo su  deseo irresponsable e inmaduro? ¿si tu abuela fue una mártir sacrificada tu no puedes hacer otra cosa que esclavizarte por los demás? Porque a todos nos gusta identificarnos con los logros familiares, pero que pasa con las vergüenzas, esas que quedan ocultas bajo las sombras…

Lo cierto es que investigar el árbol genealógico puede ser un trabajo detectivesco, duro y algo largo, y aunque es efectivo y necesario (lo demás son parches) uno puede ir trabajando en el presente, cambiando sus experiencias y su forma de pensar. Para ello hay innumerables herramientas que nos proporcionan, afortunadamente, experiencias  muy ricas para nuestro crecimiento personal. Una de ellas es la sincronización de ondas cerebrales a través del sonido.

 

Sincronización de Ondas Cerebrales a través del sonido

En nuestra experiencia personal, esta herramienta cuenta con una tasa de éxito impresionante. Algunos de nuestros pacientes y alumnos afirman que la sincronización de ondas cerebrales mediante el sonido les induce a una experiencia y una visión que produce el cambio automático en el pensamiento.

No es ciencia ficción, pero quizás si somos mucho más  afortunados que ese bisabuelo que vivió hace 100 años y la tecnología ha evolucionado lo suficiente como para invitarnos a experiencias que nos ayuden a lograr y desarrollar todo nuestro potencial.

Según un estudio científico echo en el instituto Monroe una persona logró entrar en la misma frecuencia cerebral en tan solo una hora de escucha de tonos binaurales, que la de unos monjes que llevaban 30 años meditando.

 

Responsabilidad cuántica

Estamos en un gran momento de la historia. Nunca antes habíamos tenido acceso a tanta información de calidad y herramientas sofisticadas que nos ayuden al cambio.

Quizás uno, no va a dejar de tener problemas con las facturas, las relaciones o las averías del coche de la noche a la mañana. Para algunos el cambio va a ser más lento e invisible que para otros pero lo importante es iniciarlo, porque todos, absolutamente todos tenemos el deseo genuino y legítimo de ser felices.

 

The following two tabs change content below.
Terapeuta del sonido. Coach. historiadora. Escritora del libro "Edición mental. la ley de la creación" best-seller en amazon. www.cristinapiera.com

Latest posts by Cristina Piera (see all)

Comments

comments