Actualmente hay mucha información que anima a los depresivos a superar su tristeza, pero lo cierto  es que  la mayoría ni siquiera suelen tener ganas de leer y aunque suene extraño, tampoco quieren superar su depresión.

Normalmente las personas que caen en estados depresivos graves suelen tener una personalidad muy característica y precisamente porque ya han adoptado un personaje que les sirve para comunicarse con el mundo no tienen ni el más mínimo interés por cambiarlo.

 

El enemigo del depresivo

A algunas personas les puede sonar muy extraño el escuchar hablar de personajes, personalidades, etc… Todos queremos pensar que somos genuinos y que nos guiamos por el corazón o a lo sumo por nuestra inteligencia. Si escuchamos decir que estamos actuando a través de un personaje nos enfadamos porque pensamos que nos tachan de farsantes.

En realidad no hay nada más verdadero que el personaje que hemos adoptado para andar por el mundo, comunicarnos, procurarnos sostén y resguardo. Ese personaje ha aprendido a responder a las diferentes circunstancias que la vida  le ha propuesto y lo ha hecho con más o menos éxito, dependiendo de sus expectativas, claro.

Ese personaje con unas actitudes determinadas, unas costumbres marcadas,  unas respuestas automáticas enquistadas se convierte en el caldo de cultivo de los estados depresivos graves. Quizás pienses que ese no es tu caso, porque en realidad tú intentas ser buena gente, hacer el bien y no mirar con quien, ser un ciudadano cívico y decente y proteger a tu familia. Y entonces “que hago mal”, debes preguntarte. “¿Por qué me invade esa sensación de tristeza y desaplomo, siempre de forma periódica?”.

Genial, una vez has llegado a esa conclusión, la respuesta es la depresión. “Estoy “depre” voy al médico y me medico.” Un poco de prozac, o cualquier droga que te proporcione un respiro ante la crueldad de la vida y el mundo.

 

Dí stop: combate la depresión 

Como en todo combate, para ganarlo hay que dotarse de una estrategia. Aquí te voy a dar una serie de pasos que pueden ayudarte a acabar con la depresión. No son pasos escogidos al azar, sino que son el fruto de muchos años de experiencia tratando con personas deprimidas. Para la mayoría de los casos esta estrategia sirve. Así que si eres uno de esos que se topa continuamente con la depresión o si tienes cerca una persona deprimida te aconsejo que sigas estos pasos.

Paso 1: Identifica al enemigo

Pude parecer un chiste, pero es muy serio, porque ese personaje del que hemos hablado al principio no nos deja ver que puede haber otra forma de percibir la realidad. Cuando estás deprimido no logras comunicarte con la gente sin dar pena, es así. Tu personaje es ese que siempre está triste y necesitado pero es “buena gente”. Si eres bueno, recibes el consuelo de los demás y eso te sirve para que te dejen en paz… pero solo por un rato. Te guste o no, esa actitud es tu principal enemigo. Ese personaje no te deja ver que podrías disfrutar la compañía de las personas, que en realidad nadie va a atacarte o más bien que nadie tiene derecho a hacerlo y si lo hacen tienes recursos para defenderte y salir airoso. No es tan grave.

Para realizar este paso con éxito es preciso dotarse de herramientas y para ello la terapia cognitiva conductual y la terapia breve estratégica ofrecen un método que hasta la actualidad está teniendo casi un 95% de éxito. Hay unas pequeñas diferencias en el marco teórico de ambas, pero básicamente las dos terapias ofrecen pautas para poder cambiar los pensamientos y actitudes. Te ofrecen estrategias que permiten que tu forma de pensar y percibir la realidad cotidiana cambie de forma drástica.

Si no puedes consultar un terapeuta te recomiendo que empieces leyendo la biografía que ofrecen al respecto los diferentes profesionales.

 

Paso 2: Revisa tus raíces

En estos tiempos está teniendo mucho éxito las terapias relacionadas con el esclarecimiento de las energías y emociones que se mueven en los sistemas familiares. Una familia es un sistema en el que gobiernan unas leyes y un orden que de forma más o menos inconsciente pasa de padres  a hijos. A este respecto habla muy profundamente Bert Hellinger que a través de la técnica de constelaciones familiares que él se ha encargado de difundir ha observado que existe un orden de amor. Para este autor la depresión viene de no poder integrar en el corazón a los miembros del sistema familiar.

Una buena forma de revisar tus raíces es a través de las sesiones de constelación familiar o realizando una biografía humana como propone la autora Laura Gutman que principalmente revisa la relación con la madre y el discurso que hemos creado a partir de la manera en que mamá nombro la realidad.

 

Paso 3: cuida tu cerebro

Tu cerebro está continuamente procesando la información de su entorno. Si percibimos un entorno hostil, como es en el caso de los depresivos, se van a crear vías neuronales que faciliten esa visión de la realidad. Para tu cerebro va a resultar más fácil elaborar respuestas predeterminadas ya que está invadido de una determinada química. Por eso ofrecen fármacos, pero el problema es que éstos tienen efectos secundarios y hasta la actualidad no parecen ser del todo efectivos.

En realidad hay muchas maneras infinitamente mejores para cuidar tu mente por ejemplo juegos de ajedrez que  ayuden a focalizar, cualquier deporte que obligue a mantener la concentración o estudiar alguna cosa motivadora como nuestro curso de Terapeuta del sonido. Lo más probable es que al principio a una persona deprimida le cueste concentrarse ya que la depresión acostumbra a caracterizarse por una mente a la deriva, por eso te recomendamos nuestro audio de Focus.

La música y los sonidos especiales perfectamente calibrados para entrenar la mente a que produzca estados de flujo y endorfinas son la herramienta perfecta que va a ayudarte a tener éxito en este paso. Nuestro audio de Stop Depresión está diseñado para este fin.

Otra forma de cuidar tu cerebro es no exponiéndolo a estados muy estresantes. Aunque parezca mentira la depresión lleva consigo una gran carga energética que es agotadora y estresante. Stop Ansiedad también va a ayudarte a desatar ese nudo energético.

 

La batalla está ganada

Seguir estos paso puede representar un gran esfuerzo para una persona que se siente deprimida, pero después de muchos años de investigar y tratar la depresión puedo asegurarte que requiere mucho esfuerzo estar deprimido. La sensación de amor, vitalidad y alegría que se desprende cuando le dices Stop a la depresión no deja lugar a dudas. El milagro sucede con dignidad.

 

Si te gustó el articulo deja un comentario abajo.

 

 

The following two tabs change content below.
Terapeuta del sonido. Coach. historiadora. Escritora del libro "Edición mental. la ley de la creación" best-seller en amazon. www.cristinapiera.com

Latest posts by Cristina Piera (see all)

Comments

comments