Capitulo 7: La Historia de RQ

5 de agosto del 2017

Todo está sucediendo muy rápidamente. Ayer cuando me levanté por la mañana en recepción me dijeron que me habían dejado una nota. Era de Lucia que me pedía que fuera a verla al registro. Cuando llegué salimos a desayunar. Era su último día de trabajo antes de las vacaciones, así que se ha podido tomar un desayuno larguísimo. Todavía estoy intentando digerir todo lo que me contó…

Cuando me dejó en el hotel ayer en la tarde, llamó a su amigo historiador que trabaja en el museo arqueológico y se fueron a cenar. Ella dice que lo llamó para investigar que habría podido pasar con lo del cuerpo de mi abuelo y me aseguró que él es la persona que más sabe de la zona, en lo que se refiere a los acontecimientos del pasado. También se había quedado un poco inquieta con mi experiencia de la cueva y se la quería contar. De repente hizo una aclaración que no venía al caso y que son ese tipo de cosas que a mi me perturban un poco… dijo “eehh solo somos amigos. Él es como un padre tiene más de 60 años.” Como si a mi me interesara para algo su vida privada.

El caso es que Don Paco (El historiador) dijo que conoció a mi abuelo Juan José Quantum cuando él era chico. Dice que mi abuelo era un hombre muy popular y querido en el pueblo. Al parecer era una especie de hombre sabio al que la gente importante y no tan importante iban a pedir consejo. Incluso asegura que después de la guerra civil, cuando toda España estaba peleada entre sí y uno no podía fiarse ni de su sombra, mi abuelo fué una pieza clave para conciliar a todos los vecinos del pueblo. De repente me he vuelto a acordar de lo que el peruano Chacon me contó sobre que yo procedía de una  familia con visión.

Pero entonces ¿Por qué si mi abuelo era tan querido y respetado se había levantado un muro de censura en torno a él en mi familia? ¿Qué había pasado con el cuerpo?

Lucía dice que Don Paco tampoco pudo responder certeramente a lo del misterio del cuerpo enterrado de mi abuelo. Al parecer la historia de la muerte de mi abuelo dejó mudo y ensombrecido al pueblo… nadie preguntó y nadie quiso saber nada. El historiador especuló (ya se sabe que los humanistas nunca dan respuestas cerradas) diciendo que quizás lo enterraran en la montaña o que lo incineraron… el dice que la incineración era una práctica antigua de los primeros pobladores de estas tierras, si, los mismos que poblaban la cueva de Altamira entre 35.000 y el 12.000 antes de cristo.

Cuando he dejado a Lucía, que está entusiasmadisima con mi historia, al parecer conmigo le ha surgido un plan apetecible y alternativo al aburrido verano que se planteaba… me he ido al hotel, a darme una ducha y a digerir toda la información.

En realidad, reconozco que empieza a gustarme Lucia. Su entusiasmo por mi historia familiar resulta contagioso. A mi toda esta historia, de sueños, rostros en el espejo, cadáveres, alucinaciones en cuevas, hombres con visión y prehistoria las habría dejado de lado por no tener una hipótesis científica que resolver. Supongo que iría a visitar algun psiquiatra que me diagnostica algún trastorno (que aun no descarto) y me medicara para que todo volviera a  mi “supuesta normalidad. Pero Lucía tiene una especie de energía medio burlona y solemne al mismo tiempo que me ha enganchado para resolver esa especie de ecuación de mi vida. El caso es que a medida que van pasando los días me siento un poco más lúcido y parece que empiezo a sentir un poco más de simpatía hacia la gente.

Sí, lo reconozco, nunca he sido una persona muy sociable. Bueno, a lo mejor cuando me emborrachaba en alguna fiesta universitaria, mis compañeros decían que estaba irreconocible.Quizás porque el diálogo de mi cabeza frenaba por un instante y al parecer aparecía un personaje dentro de mí bastante carismático y sociable. Pero al día siguiente re-aparecía yo y en realidad no había absolutamente nada que me resultara interesante de las personas. Para mí siempre había algo más importante que hacer que pasar el rato con gente. Ahora lo pienso, y me resulta bastante snob. En estos día , me está apareciendo una inusitada visión: percibo las emociones, sentimientos, rasgos de personalidad, gustos, intelecto etc… y empiezan a parecerme cercanas y únicas cada una de las personas con las que me cruzo.

El caso es que este mediodía Lucía ha vuelto a dejar una nota en recepción. Dice que Don Paco, el historiador, ha encontrado una persona que conocía bien a mi abuelo y que puede aportar más datos a la historia.

 

 

No olvides dejar un comentario. Gracias

The following two tabs change content below.
Terapeuta del sonido. Coach. historiadora. Escritora del libro "Edición mental. la ley de la creación" best-seller en amazon. www.cristinapiera.com

Latest posts by Cristina Piera (see all)

Comments

comments

468

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.