Ejercicio de sanación

Ejercicio: Imagina tu muerte. Si. Es así. Vas a morir y ahora puedes imaginar como vas a morir: ¿En un accidente, de golpe, sin enterarte de nada? o ¿Poco a poco en un hospital drogado y atontado? o ¿Subiendo las montañas del Himalaya, con la adrenalina corriendo por tus venas?También podría ser en ¿En manos de un demente asesino que decide por tu vida? o ¿siendo un viejecito ricachón que busca la inmortalidad poniendo engendros en su cuerpo? o ¿ahogado por un sunami? o ¿que se te caiga un rayo en la cabeza? o quizás ¿tranquilo, en paz y entero, con la conciencia intacta aún después después de la desintegración de tu cuerpo? Estos son solo  algunos ejemplos comunes de muertes, pero hay muchos más. No te asustes. El miedo a la muerte es probablemente el más visceral de todos. Si eres humano es normal que tengas miedo a morir. Acepta ese miedo y conviértelo en algo creativo con este ejercicio. No es nada fácil imaginar la muerte así que no te fuerces. Cuando te veas con ánimos coge la foto de tu bebé y escribe en el dorso: “un día voy a morir”. Los bebes saben de estas cosas. Ellos están más en contacto con la vida que ninguno de nosotros. Acaban de llegar y están dispuestos a desplegar todo su potencial. Todavía no conocen las restricciones que la sociedad les va a imponer. Papa, mama, el colegio, el vecino, el abuelo, la tía , la prima, el autobusero, la de la tienda, la niñera, etc… los niños saben de qué va la vida y aprenden que no...

Ley de vida versus ley convivencia?

En occidente se ha impuesto la idea de que las personas debemos dominar nuestros impulsos, que son salvajes, para poder convivir. Existe la noción de que la naturaleza humana es violenta. Espero que tengas a mano la fotografía de tu bebé. Míralo durante un rato y empieza a experimentar las sensaciones que te aparecen? Cuando viniste a este mundo querías experimentar la vida. Está claro que en ese momento no sabías si ibas a ser artista, bombero, político o barrendero. Y no lo sabías porque no tenías la capacidad de comprender las leyes internas que regulan la sociedad. No sabías los trabajos que se desempeñan para  poder cubrir las necesidades como individuos dentro de un conjunto de personas que conviven. Sigue mirando la fotografía. En ese momento tan solo venías a vivir. Crees que existía violencia en tu intención de experimentar la vida? Si quieres estar sano para siempre será mejor que empieces a darte cuenta que no. Que no está inscrita en la naturaleza humana la violencia. Lao tse dice que “quien sea violento tendrá un final violento. En esto se resume el Tao. Quien comprenda esto puede ser mi maestro y señor.” Nos acostumbramos a la violencia. De hecho la violencia genera una testosterona que puede llegar a ser, incluso placentera. Ahora se están poniendo de moda geles con testosterona como si fuera algo placentero. Pero en realidad la testosterona solo impulsa a la desidia y el desinterés. No te confundas para poder defenderte de las agresiones externas no es necesaria la violencia. Más bien al contrario cuanto más violento te vuelvas probablemente recibas más agresiones. Para...

Cuidar a tu bebe interior

Las siguientes afirmaciones son fruto de la cultura chamánica y la filosofia taoísta. Te recomiendo que las memorices, después mires atentamente la fotografía de ti cuando eras un bebe y luego las repitas unas cuantas veces con la música de fondo. Este es un ejercicio muy poderoso y piensa que está echo para sanar. En el proceso de sanar hay personnas que inmediatamente empiezan a soltar el veneno que las enferma. Si es así es posible que sientas como tu cuerpo se desvanece. No te preocupes, es normal, estas soltando toda esa piel dura que has ido acumulando a lo largo de tu vida. La piel dura no está mal si se pretende estar en guerra, pero si lo que anehlas es paz es mejor que tu piel empiece a cambiar. Después del ejercicio bebe mucha agua y come algo caliente para asentar en el estomago. Afirmaciones Yo soy hij@ de (nombre del padre) y (nombre de la madre) Soy frágil y fuerte Soy suave y flexible Actúo en base a la verdad Poseo la inteligencia de vida     No olvides dejar un comentario después.   Un saludo   Cristina Piera            ...

Estás enferm@?

La enfermedad es un estado mental, físico y emocional. Has quedado desprotegido y todo te ataca y deteriora. Va siendo hora de que aprendas a protegerte. Eleanor  Roosevelt, mujer de Franklin Rooselvelt que fue presidente de Estados Unidos del 1933 al 1945 dijo “absolutamente nadie puede hacerte nada sin tu consentimiento”. Esa mujer era la esposa de un hombre minusválido que se convirtió en el único presidente de Estados Unidos reelegido 4 veces. Franklin Rooselvelt no se dejó vencer por su enfermedad y llegó más alto de lo que cualquier persona “sana” ha llegado. Aceptar que, aunque tu no lo hayas percibido, has dado el consentimiento en tu vida para que entre algún tipo de enfermedad, es empezar a estar sano. No es fácil llegar a ese punto por qué hay luchar con el ego. Míralo bien. Es un ego enfermo que te está robando la vida. Con la enfermedad lo alimentas y te apartas de todo lo bello, inteligente, alegre y sano de la vida. Con tu Ego enfermo le das permiso a que todo y todos te ataquen, te invadan te hagan tragar y te devoren. Con la enfermedad has olvidado relacionarte adecuadamente con tu cuerpo. Tu cuerpo ha desconectado su mundo celular de tu mente, tu corazón y  tu entorno. Has perdido la capacidad de relacionarte adecuadamente con la vida y has entrado en la muerte.   Prudencia – Cautela Te enfermas porque en algún momento has aceptado la derrota y le has otorgado tu poder a la enfermedad. Has dejado que te devoren, psicológicamente, físicamente o/y emocionalmente y no ha sido de golpe… ha sido...

Estar sano es un arte

Si, estar sano es un arte. No es un arte fácil al principio, pero a medida que se práctica uno se vuelve un maestro y entonces todo resulta sencillo. Para volverse un maestro del arte de la salud hay que seguir algunas reglas sencilla. La primera y principal es tomar la decisión de estar sano. Lo cierto es que hay personas que se enferman porque se aburren de estar sanos. No saben qué hacer con sus vidas, con quien compartir su tiempo, cómo usar sus mentes ni para. Hay personas que se enferman porque no han aprendido a quererse. Cualquier fallo que cometen en su rígida, organizada y estricta vida mental les hunde en la miseria de  la culpa. Otras personas se enferman porqué no se consideran lo suficientemente buenos. Quieren ser generosos, amables, hacer el bien y no mirar con quién… y en el momento en que alguien no responde a su bondad caen en el pozo de la amargura. Y así vamos sorteando nuestros días… Uno se levanta por la mañana y se hace un buen propósito: “hoy no me voy a enfadar, no voy a dejar que nadie abuse de mi, voy a ser bueno y voy a llamar a mamá”. Pero resulta que ha habido un accidente y en la carretera de camino al trabajo hay un embotellamiento “que fastidio, la jefa se va a enfadar y voy a tener que soportar su humillante regañina!”… Y así un sin número de excusas que nos sacan de nuestras casillas… Entonces nos decimos “¿cómo voy a estar sano si el mundo no me deja?!!!” y nos encerramos...