Armadura de Dios (3)

Escribe tu nombre al revés. Por ejemplo: CRISTINA es ANITSIRC

En el momento en que escribes tu nombre al revés algo cambia en tu interior. De repente los sonidos que conforman tu nombre empiezan a moverse en otra dirección. Tus ojos cambian la ruta para leer el mundo de una forma nueva.

Los profetas de prácticamente todas las religiones hicieron eso. Encontraron otro camino para estar en el mundo. A través de su lectura del mundo nos entregaron unas pautas para crear la armadura de Dios. Dentro de esa armadura uno iba a estar seguro.

Tú has experimentado en muchos momentos esa seguridad, esa certeza de que todo está bien ocurra lo que ocurra. Tú has experimentado la sensación de que la vida es un cúmulo de experiencias cuyo objetivo es sentir esa conexión cercana y amorosa con los seres vivos, con la vida. Tú lo has sentido, solo que ahora no te acuerdas…

Esa armadura de dios que te permitía procesar la información de lo que sucedía en tu vida como una lección de crecimiento se fue oxidando.

Quizás sucedió algo que no fuiste capaz de comprender con tu corazón, a lo mejor fue algo cruel y despiadado para el mundo de una personita que acababa de llegar a estar vida. A veces hay lecciones que son difíciles de aprender…

El primer paso para poder construir la armadura de dios es recordar tu origen. Tu verdadero origen. No ese que pone en tu Documento de Identidad. Bueno ese también: Tu nombre, lugar y fecha de nacimiento. No hay secreto o ¿si? ¿Realmente conoces tu verdadero nombre, edad y lugar al que perteneces? No siempre coincide con el del documento de identidad. Todo esto es lo que explico en mi libro y lo que tú vas descubrir.

No hay armadura de dios posible si no has curado las heridas.

Escribe tu nombre al revés y familiarízate con el sonido. Cada letra corresponde a un sonido. Son sonidos que han viajado mucho tiempo y que se fueron juntando para formar palabras con las que comunicarse. Son sonidos que se fueron juntando para crear nombres con los que identificar a las personas. Cada nombre, formado por sonidos identifica a una persona. Ese nombre lleva dando vueltas por el mundo miles de años y ha llegado a ti por un motivo en concreto. En el momento en que escribes tu nombre al revés y te familiarizas con él, empiezas a descubrir los sonidos que te identifican y ese es parte de tu origen. Recuerda; la biblia dice que al principio de todo fue el sonido…

Cuando recuerdas y conoces tu origen, empiezas a curar las heridas y tu armadura de dios empieza a relucir.

The following two tabs change content below.

Latest posts by (see all)

Comments

comments

468

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.