Encuentra motivos para vivir

A lo mejor no has podido pensar en tu muerte sin sentir un poco de sadismo, escalofríos o vértigo. Lo mejor es que empieces a entrenarte a pensar en la muerte. Se serio y sobrio. Tomarte la muerte en serio te va a poner en contacto con la alegría de vivir.

Hay una fotografía del Che Guevara de cuando estudiaba medicina en la universidad. En esa fotografía el Che  Jovencito  está con todos sus compañeros de clase delante de un muerto al que iban a hacer una autopsia y  es el único  que sonríe. Todos los demás compañeros de clase están serios.

El Che Guevara es una figura mundialmente reconocida y todos la asociamos mentalmente al revolucionario que sacrifica su vida por una causa. Ahora mira profundamente la vida del Che, su intimidad. Parece que fue un hombre muy violento y cruel que no pudo vivir en paz.  Estaba enfermo todo el tiempo con ataques de asma. Necesitaba la guerra y murió a los 36 años de vida. ¿Piensas que él tuvo una vida exitosa? Si, es verdad que su cara ha sido estampada en millones de camisetas, libros y paredes…  valora tu mismo si te gustaría tener su vida.

La filosofía taoísta proveniente de China plantea la vida como un camino hacia la muerte. En oriente se toman en serio morir y es allí donde se encuentra la mayor tasa de longevidad de mundo. Pienso que su filosofía es un gran aporte a la humanidad.

El ejercicio que he narrado al principio está escrito con una dosis de ironía y en realidad es así como  oriente se toma la muerte. Los chicos se entretienen todo el tiempo con vídeo juegos en los que matar se convierte en una diversión. El cine y la televisión ganan audiencia con las noticias morbosas de asesinatos y el espectáculo de la muerte. Todo eso enferma la mente y los corazones de las personas.

La muerte tienen que ser un acto de privacidad. Tu decides, la edad, el lugar, las personas que quieres que estén a tu alrededor y luego dejas que el misterio actúe y te lleve a lo mejor para que la vida se expanda. La muerte tiene que ser un acto de generosidad con la vida. No confundas la generosidad con el sacrificio. No es necesario que sacrifiques tu vida. Nuestra cultura occidental se asienta bajo el sacrificio de la muerte por un bien común más elevado. Jesús hizo eso. Murió por nosotros. El líder espiritual de occidente hizo eso y la imagen de su cuerpo está colgada de los centros espirituales de occidente que son  las iglesia. Suena extraño que la persona que vino a pregonar sobre el amor esté ahí, recordándonos el maltrato y el sufrimiento.

Pienso que Jesús quería transmitir un mensaje en un momento en que la sociedad era especialmente cruel. Los romanos, que eran el imperio que dominaba el mundo occidental y sobre el cual se asienta nuestra cultura (recuerda que las bases del derecho civil vienen del derecho romano) tenían como espectáculo ir a ver los gladiadores luchar y matarse al coliseo. Se ha escrito mucho y teorizado mucho sobre el acto de sacrificio de Jesús. El caso es que la audiencia de hoy en día no es la misma que la audiencia de hace 2000 años, tu tienes recursos mentales para pensar en tu muerte como un acto pacífico y lleno de amor por la vida. Pensar de esta manera te va a dar la clave para encontrar  muchos motivos para vivir que valen realmente la pena.

 

The following two tabs change content below.
Terapeuta del sonido. Coach. historiadora. Escritora del libro "Edición mental. la ley de la creación" best-seller en amazon. www.cristinapiera.com

Latest posts by Cristina Piera (see all)

Comments

comments

468

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.